Avellanas crudas sin cáscara (250grs.) | Naturdis
6
product-template-default,single,single-product,postid-3787,theme-bridge,bridge-core-2.5.4,woocommerce,woocommerce-page,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,transparent_content,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.9,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Avellanas crudas sin cáscara (250grs.)

5,70

Avellanas Ecológica mondadas crudas 200 grs.

SKU: NAAVE200 Categorías: , , Etiqueta:
Descripción

Las avellanas se suelen encontrar secas con cáscara, o crudas o tostadas peladas.

Las avellanas con cáscara se pueden conservar largo tiempo. Han de tener un aspecto limpio y lustroso. Se guardan fuera de la nevera en un recipiente cerrado o un tarro opaco lejos de la humedad, la luz y el calor.

Cuando se trata de avellanas crudas peladas, es mejor comprarlas en pequeñas cantidades. Se pueden guardar en un tarro de vidrio bien tapado.

Si se opta por las avellanas tostadas y peladas, es mejor evitar los tostados excesivos. El tostado potencia el sabor y las hace más fáciles de digerir, pero altera la calidad de las grasas si se someten a temperaturas demasiado elevadas.

Aunque es originario de China, el avellano (Corilus avellanacrece en casi toda Europa, sobre todo en la cuenca mediterránea.

España es un gran productor. Se cosechan avellanas especialmente en Asturias, Valencia y Cataluña. En Tarragona, la avellana de Reus tiene denominación de origen.

Si se mastican bien, se prestan a su consumo en crudo, aunque es muy habitual encontrarlas tostadas. Además, se trata de un fruto seco fácil de digerir. Entre 15 y 20 avellanas (unos 20 gramos) constituyen todo un tentempié por su elevado contenido en grasas y proteínas. Esta cantidad aporta unas 130 calorías.

Las avellanas pueden resultar muy calóricas, por lo que conviene comerlas con moderación. Esto se debe sobre todo a su riqueza en grasas (65%), pero son muy saludables y se acompañan de muchos otros nutrientes indispensables para la salud.

Entre las grasas de las avellanas predominan las monoinsaturadas, especialmente el ácido oleico, como ocurre con el aceite de oliva. También contiene grasas poliinsaturadas, como el ácido linoleico.

Destaca la presencia de vitamina E, así como en fitonutrientes: fitoesteroles (especialmente betasitosterol) y protoantocianidinas.

Una ración de 30 gramos de avellanas proporciona el 67% de la vitamina E que se precisa al día.

Rica en minerales como calcio, fósforo y magnesio, indispensables para el crecimiento, así como de manganeso.

Varios nutrientes presentes en la avellana contribuyen a mantener la salud cardiovascular. Por ejemplo, las proteínas, de muy buena calidad, contienen una elevada proporción de arginina, un aminoácido que contribuye al buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

La acción antioxidante de la vitamina E y los fitoesteroles mantienen la elasticidad y el buen estado de los vasos sanguíneos.

Debido a su especial contenido nutricional, son muy recomendables para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como para los niños que se encuentran en época de crecimiento.

Por otro lado aportan significativas cantidades de ácido fólico. Esta vitamina del grupo B favorece durante el embarazo el adecuado desarrollo del sistema nervioso del feto. Una ración de 30 gramos de avellanas aporta el 5% de la cantidad diaria recomendada.

 

Más información
P. Neto

250 gr.

I.Nutricional

POR CADA 100GR.:
Valor Energético ………. 329Kcal
Grasas ………. 0,25gr; de las cuales saturadas ………. 0,10gr
Hidratos de carbono ………. 77,03gr; de los cuales azúcares ………. 71,03gr
Azúcares añadidos ……… n.d.
Fibra ……… 5,01gr
Proteínas ……… 0,23gr
Sal añadida ………. n.d.
Sodio ……… 0,08gr

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.